Me gusta ver a los albañiles…


Me gusta ver a los albañiles descansar esos 15 minutos que cortan al medio día, preparan su ‘sanguchito’ de mortadela y queso, compran una Manaos (de naranja) y se sientan en cualquier ladrillo hueco que pueda servir de silla, y la mejor mesa es un balde boca abajo.

Ellos paran esos 15 minutos y lo disfrutan como el mejor momento del día; no miran TV, no hay un tema en particular para hablar, ven la gente pasar y con ella la vida. Disfrutan esos 15 minutos por que saben y más que saber, sienten, que no van a parar hasta las 16, 17, o 18hs.

Y reflexionaba que ellos nunca pueden compartir al medio día la mesa con su familia, por el contrario, ellos tienen que trabajar para darle de comer a sus familias, y aún así, esto no les habilita la posibilidad de poder tener el privilegio de sentarse en la punta de la mesa, mirarle la cara a los hijos, preguntarle como les fue en la mañana, abrazarla a la mujer y después irse a dormir una siesta.

Yo se que la profesión de albañil lo que tiene de duro también lo tiene de hermoso, por que no debe haber (imagino) sensación más linda que la que sentís cuando llegas a tu casa, te bañas, te preparas uno mates y sentís que tu ‘cansancio’ no se debe al tiempo que estuviste trabajando todo el día, si no que se debe a la “mejor calidad de vida que le pudiste dar a tu familia”, y todo el esfuerzo y cansancio se transforma así en satisfacción y gratitud.

Por eso, es importante valorar 3 cosas:

1) Valorar cuando compartimos todo el tiempo que queremos en la mesa con nuestros padres (ahora entiendo la importancia de la ‘sobre-mesa’).

2) Valorar cuando la vida nos regala esos ’15 minutos ‘ para recargar energía ( llámese válido todo aquello que hacemos para recargar energías en nuestra vida)

3) Valorar el esfuerzo de nuestros padres. Por que muchos de ellos no serán albañiles, pero estoy seguro que todo padre/madre (cuando piensa en su hijo) hace el mismo esfuerzo, pone el mismo amor, y siente la misma satisfacción cuando al finalizar la jornada nos ve feliz, insisto, sea la profesión que sea, por que creo que cuando uno tiene la dicha de ser padre, deja de ser, para ser simplemente… padre. El mejor padre.

Abrazalo hoy a tu papá albañil, así con tierra y cemento, así con saco y corbata.

Un texto de Atti Vignetta

Facebook Comments

Te gusta? Compartílo con tus amigos

¿Cuál es tu reacción?

me divierte me divierte
0
me divierte
me asombra me asombra
0
me asombra
me interesa me interesa
0
me interesa
me enorgullece me enorgullece
0
me enorgullece
Elegir un formato
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format