Día mundial de las Aves te contamos sobre las típicas aves Santiagueñas… Algunas de monte, otras de río y otras de ciudad


0

FAUNA SANTIAGO DEL ESTERO

LAS AVES

Las aves son animales vertebrados, de sangre caliente, que caminan, saltan o se mantienen solo sobre las extremidades posteriores, mientras que las extremidades anteriores están modificadas como alas que, al igual que muchas otras características anatómicas únicas, son adaptaciones para volar, aunque no todas vuelan. Tienen el cuerpo recubierto de plumas y, las aves actuales, un pico córneo sin dientes. Para reproducirse ponen huevos, que incuban hasta su eclosión.

Aves que podemos encontrar en la zona metropolitana de Santiago del Estero y la banda

Gorrión
Benteveo
Tordo renegrido
Tordo musico
Tordo pico corto
Picabuey
Zorzal pecho blanco
Zorzal pecho Colorado
Hornero
Hornero de copete
Picaflor de barbijo
Picaflor vientre blanco
Picaflor bronceador
Y varias especies de palomas como la torcaza, torcacita, paloma cacera, urpilita, etc

Aves que podemos encontrar en zonas de rios y bañados en Santiago del Estero
Tero comun
Garza blanca
Garza bruja
Flamenco austral
Chorlitos
Chiflón
Espátula rosa
Parina
Chajá
Gaviota chica
Pato real
Pato crestudo
Pato de collar
Biguá
Entre otras especies.

Aves que podemos encontrar en zonas de montes y boscosas
Tataupa común
Martineta
inambu común
Halconcito gris
Carancho
Chimango
Chuña pata roja
Calacante común
Cotorra común
Anó común
Kakuy
Crespín
Alicucu común
Atajacaminos chico
Atajacaminos tijera
Lechuza vizcachera
Caburé chico
Tacuarita azul
Carpintero real
Carpintero campreste
Milano blanco
Aguilucho de alas negras
Aguilucho común
Halconcito gris
Y una especie que está en peligro de extinción El águila coronada

otras especies y sus detalles

LECHUZA

(Athene cuniculari)

Ave rapaz y nocturna; de cabeza redonda, pico corto y muy encorvado en la punta; ojos grandes, redondos y de iris amarillo; cara circular, plumaje muy suave, amarillento, pintado de blanco, gris y negro. Mide unos 35 cm. de longitud. Son cazadores de pequeños mamíferos (roedores, pájaros, ranas, lagartos e insectos). Su buena vista y excepcional oído le permiten localizar presas incluso en noches oscuras. Las patas, provistas de garras punzantes, son las encargadas de apresar a sus víctimas que engullen enteras empezando por la cabeza y tragándolas sin despedazarlas. El ángulo de visión es pequeño, pero lo solucionan pudiendo girar la cabeza casi 180º por cada lado. El oído tiene mucha importancia y son capaces de oír ruidos primero en un oído que en otro según de que lado provenga lo que les permite orientarse en la caza. Su cuerpo cubierto de plumas muy suaves las hacen muy silenciosas al volar y así pueden acercar a la presa sin prevenirla.
Es un animal con alto riesgo de extinción a causa de la destrucción de los pajonales por el fuego, fumigación de los sembrados y la práctica de «tiro al blanco» por parte de cazadores.

Reproducción: Ovípara.

ÑANDÚ

(Rhea americana)

El Ñandú, Suri o Avestruz Americano llega a tener una altura de 1,80 m. y su peso de hasta 30 Kg. Su plumaje es gris oscuro, vientre blancuzco, patas amarillentas tirando a gris; la cabeza es pequeña, cubierta de plumas angostas, puntiagudas y esparcidas.
Las patas son largas y robustas, tiene tres dedos libres dirigidos hacia adelante y terminados en uñas robustas. La cola es rudimentaria.
El macho es más grande que la hembra y presenta plumas negras en la corona y en el cuello.
Se reproducen a fines de julio. Los machos luchan por formar su harén de hembras, emiten fuertes sonidos y persiguen a otros machos. Los combates son feroces, se trenzan con el cuello, se sacuden hacia atrás y se lastiman con los espolones de las alas. La pelea termina cuando el vencido se retira. El grupo familiar se forma con un macho y generalmente entre seis y ocho hembras. El macho dominante corteja a las hembras una por una, se les acerca con la cabeza algo baja y con las alas desplegadas y las plumas paradas.
La construcción del nido es obra exclusiva del macho, que consiste en una excavación (que realiza con las patas) de una profundidad de entre 15 a 30 cm. Luego las hembras desovan alrededor de 10 huevos ovalados, con un tamaño aproximadamente de 16 cm. por 9 cm. el equivalente de 10 huevos de gallina. Inmediatamente el macho comienza la incubación que dura unos 40 días. Las crías llamadas onaritos nacen a fines de la primavera y a los dos años alcanzan la madurez.
Habitan en estepas, sabanas, montes y praderas. En Santiago del Estero se lo puede encontrar en zonas con vegetación mixta de arbustos y gramíneas. Tiene conducta diurna, es apacible, curioso y rutinario, gran parte del día se pasa buscando alimento. Camina lentamente e ingiere hierbas, frutas, semillas, granos, insectos, batracios, pichones de aves y mamíferos pequeños. El Ñandú no vuela, pero tiene una carrera muy veloz y una gran capacidad de maniobra. Sus depredadores naturales son el puma y el yaguareté. El hombre lo persigue por sus plumas, carne y cuero, también como trofeo deportivo. Es un animal con alto riesgo de extinción.

CHUÑA

(Chunga burmestieri)

Ave zancuda, muy doméstica que se alimenta de sabandijas y de diversas materias vegetales e invertebrados que rebuscan entre la vegetación y bajo las piedras. Aunque pueden volar, raramente lo hacen, prefiriendo correr y andar, para lo cual están adaptadas.
Las jóvenes pueden ser adiestradas para vivir entre las aves domésticas de las granjas, donde hacen un servicio parecido al de un perro guardián avisando del peligro si algún predador intenta llevarse alguna presa.

PAVO REAL

Ave de las gallináceas, plumaje de color pardo verdoso con reflejos cobrizos y manchas blanquecinas en los extremos de las alas y de la cola; cabeza y cuello cubierto de carúnculas rojas, así como una membrana que lleva encima del pico; dedos negruzcos muy fuertes, largos y en el pecho un mechón de cerdas. Tiene unos 70 cm. desde la punta del pico hasta el arranque de la cola, la cual por si sola llega hasta metro y medio de largo en el macho.
Comen brotes tiernos, semillas, frutos, hormigas y pequeños reptiles. Se alimentan a las horas en que el sol está más bajo y corretean reunidos en pequeños grupos o familias.
En la primavera se puede observar «La Parada Nupcial» de los pavos reales, que es una de las más espectaculares de entre todas las aves.
Su costumbre de gritar cuando avistan a sus enemigos sirve de aviso para los humanos.

GANSO

Ave palmípeda, algo menor que el ánsar, que en realidad es el resultado de la domesticidad de éste. Grazna fuertemente y es apreciado tanto por su carne como por su hígado.
Son herbívoros aunque no desdeñan algunos invertebrados, como pequeños caracoles y moluscos blandos.
Sus preferencias alimenticias se dirigen sobre todo a las plantas acuáticas, desde los brotes hasta las raíces, que arranca gracias a su largo cuello.
Estos animales pueden compartir su hábitat con diferentes especies de patos, que se alimentan del mismo tipo de vegetales que ellos, pero el hecho de que éstos tengan acceso a zonas más profundas evita la competencia.
Aunque la mayoría de las especies son de color blanco, hay algunas excepciones que pueden llegar a ser grises o negros.

PATO

(Dendrocygnia bicolor – D. viduata)

Ave palmípeda, con el pico más ancho en la punta que en la base y en esta es más ancho que alto; su cuello es corto y también sus dedos, por lo que anda con dificultad, tiene una mancha de color verde metálico en cada ala. La cabeza del macho es también verde y el resto del plumaje blanco y ceniciento; la hembra es de color rojizo, se domestica con facilidad; su carne es menos apreciada que la de la gallina.
Son sociables durante la migración y en épocas de invierno. Las parejas se forman en estas épocas y su formación va precedida por un cortejo que se realiza en el agua. Esta parada nupcial que permitirá a cada hembra escoger a su macho, consta de chapuzones, muestras del plumaje, de las alas y la cabeza. Se alimentan de pequeños insectos, de brotes y de raíces.

PERDIZ

(Nothura maculosa)

Mide alrededor de 23 cms. de longitud, siendo la hembra algo más grande.
Sedentaria y de hábitos terrícolas, es una gran caminadora. Recorre durante el día grandes distancias en busca de su comida, pero al caer la tarde vuelve siempre a su lugar de partida para dormir. Corre a gran velocidad y si las circunstancias lo obligan vuela con bastante rapidez a pocos metros del suelo.
Se alimenta de larvas, moluscos, langostas y diversos insectos, así como también de semillas y hierbas, pero los granos de maíz constituyen su manjar predilecto. Bebe agua varias veces por día.
Canta en todas las estaciones del año, en especial por las tardes.
Anida haciendo un hoyo en la tierra, cerca de un arbusto o de pastizales altos para estar a resguardo del viento y la lluvia.
Varias hembras ponen en un mismo nido y no bien lo hacen se alejan y se juntan con otro macho. Las posturas se suceden durante todo el año y él es quien se encarga de la incubación que dura veinte días.
Cuando los pichones abandonan el nido andan durante mucho tiempo en compañía del padre.
Cada nido contiene de seis a ocho huevos de forma ovalada, muy puntiagudos y de color gris rosado o gris purpúreo.

CHAJÁ

(Chauna torquata)

Tiene 78 cms. de longitud, siendo macho y hembra de las mismas dimensiones.
Es habitante de las lagunas y bañados y de los pajonales contiguos, donde busca por lo general los lugares más solitarios.
Es sedentario, anda siempre con su compañera, pues se une para toda la vida. Durante la época de cría se unen formando bandadas bastantes numerosas.
Aunque está provisto de dos fuertes espuelones en cada ala, que emplea como uno de los medios de defensa ante sus enemigos, es de naturaleza pacífica y con sus congéneres se lleva en perfecta armonía.
Su alimentación es básicamente vegetal pero también come insectos acuáticos y moluscos.
Debido a su gran corpulencia se levanta del suelo con trabajo, produciendo con las alas un fuerte ruido. Pero una vez en el aire demuestra el poder de su vuelo describiendo grandes círculos y planeando logra alcanzar grandes alturas.
Su canto, que emite todo el año y a cualquier hora, y con frecuencia durante la noche, es fuerte y en cierto modo monótono. El macho lanza su cha-ja y la hembra le contesta cha-ja-lí, acentuado en la última sílaba.

LORO HABLADOR

(Amazona aestiva)

Tiene muy lindos y vivos colores en los que predomina el verde intenso y el amarillo, que se extiende alrededor de los ojos.
Se alimenta preferentemente de semillas, frutas, granos y brotes tiernos de las plantas, los que procura abandonando la espesura de los montes durante la mañana y de tarde, para luego regresar a sus lugares habituales, donde resulta difícil descubrirlo dada su coloración, que se confunde con el verde follaje de los árboles.
Tanto el macho como la hembra miden unos 36 cms. de longitud.
Lo más común es verlo en grupos de 6 a 8 individuos volando y dejando oír su fuerte y no muy agradable grito. Durante el verano anda en pareja.
En nuestros campos, al límite con Santa Fé, llegan en invierno.
En cautividad aprende a hablar fácilmente, y en las regiones norteñas, donde abundan, es lo más común que se lo tenga en las casas, por su gran facilidad para articular palabras.
Anida entre los meses de Septiembre y Octubre. Hace nido en los troncos huecos, preferentemente Quebracho Blanco, Quebracho Colorado y Guayacán, y se vale para fabricarlo de su fuerte pico. Es frecuente que nidifique en el mismo hueco, de alli la importanci de conservar los árboles nido en pie. Los pichones nacen con los ojos cerrados e indefensos, los que requieren intensos cuidados de ambos padres que se turnan en su alimentación. Generalmente se posan retirados del nido para no llamar la atención de posibles predadores

TERO

(Vanellus chilensis)

Mide unos 35 centímetros de longitud, sin diferencia entre ambos sexos.
Se lo encuentra tanto en valles y llanuras como en tierras bajas y pantanosas o a orillas de los ríos, arroyos y lagunas.
Es sedentario, se lo ve siempre en pareja o en compañía de sus hijos, aunque en los meses de invierno es común que se junten varias familias y anden de un lugar a otro.
Son característicos su coraje y temeridad, pues no solo no huye del hombre sino que lo enfrenta y persigue, volando a su alrededor tratando de golpearlo con sus alas y hasta hincarle el espolón que tiene en ellas, al tiempo que deja oír en forma estridente gritos con el afán de evitar su presencia.
Se alimenta de insectos, orugas, moluscos, larvas, lombrices, gusanos y hormigas. Es muy diestro para extraer lombrices de la tierra, para ello golpea repetidamente con sus patitas en el suelo, luego introduce el pico, las saca con avidez y luego las engulle.
Su característico grito de teru- teru lo emite tanto durante la noche como de día.
La época de cría se extiende desde mediados de Junio hasta Enero o Febrero, tiempo en el que hace de dos a tres posturas.
Los huevos son de forma puntiaguda y de fondo verde oliva, salpicado de manchas negras.

CHARATA

(Ortalis canicolis)

Mide unos 55 centímetros de longitud, de los cuales 24 corresponden a la cola. No existe diferencia entre el macho y la hembra.

Habita zonas boscosas, de abundantes hierbas a orillas de los ríos.

Anda en bandadas bastante numerosas, es sedentario y se lo observa todo el año en los mismos lugares.

Se alimenta de flores, brotes, frutas, granos y semillas, que se procura durante la mañana y el atardecer.

No es muy adepto al vuelo, al que por lo general recurre para pasar de un árbol a otro o para buscar refugio entre ellos.

Su grito de charatá es bastante peculiar y molesto y lo lanza desde las 22 hasta las 3 de la madrugada, sobre todo en verano.

Su carne es muy preciada entre los cazadores.

Anida a poca altura en la rama de los árboles, por lo general en lo denso de la espesura. El nido es siempre voluminoso y lo hace con restos de ramas, hojas secas y paja.

Pone generalmente 4 huevos de color blanco en los meses de Noviembre o Diciembre.

 

MARTINETA

(Eudromia Elegans)

La martineta de cresta, perdiz copetona, martineta común o perdiz bataraza, inambú bataraz» o «yuto bataraz (Eudromia elegans), es una especie de ave tinamiforme de tamaño mediano, alrededor de 41 centímetros de longitud, de plumaje marrón oscuro amarillento, con alas cortas. Habita en Argentina y Chile. La dieta consiste en semillas, hojas, frutos e insectos.

Durante la época invernal viven en colonias (bandadas) de hasta 300 ejemplares. Durante el celo se separan en grupos impares de hasta siete ejemplares. Antes del apareamiento, suelen efectuar danzas de cortejo de hasta cuatro horas de duración. Las batallas entre machos por una hembra suelen ser muy violentas. Los nidos se cavan en un hoyo poco profundo al pie de un arbusto o mata. Las posturas son de doce huevos, verdosos y muy brillantes. Luego de tres semanas nacen los pichones, con el aspecto de una pequeña bola de algodón gris, y están en condiciones de desplazarse por sí mismos ni bien secos.

Se conocen 10 subespecies de Eudromia elegans, 9 son endémicas de la Argentina y Africa, siendo solo la restante (E.e. patagónica) la que, además de habitar casi todo el sur de la patagonia argentina, también penetra levemente en estepas arbustivas limítrofes en el este de la XI Región de Chile, en los alrededores de Chile Chico en la costa sur del lago General Carrera.

AGUILA

Águila es el nombre dado a las mayores aves depredadoras. Las diversas especies y subespecies de águilas pueden encontrarse en casi cualquier parte del mundo excepto en la África. Son miembros de las aves de presa, del orden de Accipitriformes, ​ (o Falconiformes acorde a una clasificación anterior), familia Accipitridae, subfamilia Buteoninae. Pertenecen a varios géneros, los cuales están sujetos a una reclasificación más adecuada puesto que los expertos no llegan a una opinión consensuada. Las águilas se caracterizan principalmente por su gran tamaño, constitución robusta, cabeza y pico pesados.

Como todas las aves de presa, las águilas poseen un pico grande, poderoso y puntiagudo para desprender la carne de su presa. Cuentan también con tarsos y garras poderosas. Llama también la atención la fuerza de las águilas, que les posibilita alzar en vuelo a presas mucho más pesadas que ellas. Además poseen una vista extremadamente aguda que les permite visualizar potenciales presas a distancia, por ejemplo el águila real posee dos puntos focales en sus ojos, uno para mirar de frente y otro para localizar la mirada hacia los costados escudriñando a la distancia.

Las águilas han sido utilizadas por muchos pueblos como símbolo nacional y especialmente símbolo imperial, mostrando tanto poderío como belleza. Del Imperio romano es que, en general, otros estados han tomado la forma más usual del emblema con un águila; el Imperio bizantino aportó el símbolo del águila bicéfala.

El águila era sinónimo de poder para muchos pueblos antiguos como los Mochica del antiguo Perú, Mayas y Aztecas.

ATAJACAMINOS

(Eleothreptus Candicans)

El atajacaminos, chotacabras o aliblanco  de ala blanca (Eleothreptus candicans) ​ es una especie de ave caprimulgiforme que vive en América del Sur. Es un ave nocturna, rara y amenazada, de los pastizales del Cerrado de la región central del continente, especialista en áreas recién quemadas. Está clasificada en la categoría especie en peligro de extinción.

A diferencia de otras especies emparentadas, no tiene un reclamo potente audible a larga distancia, sino que el macho ejecuta intrincados vuelos sobre una pequeña área en un bajo montículo plano de suelo desnudo- exhibiendo su brillante plumaje blanco. Y se acompaña por un sonido bajo, como un croar de sapo, producido por la turbulencia del aire a través de sus plumas externas de las alas. Así, con esta combinación de señas visuales y vocales, el macho atrae a su potencial casal al sitio.

Otra excepción de esta especie es la hembra incubando sola los dos huevos y también cuida de los pichones. En otras especies, ambos cuidan de puesta y de pichones.

Es importante resaltar que el atajacaminos es un ave autóctona con hábitos nocturnos y crepusculares que habita en parches de bosque nativo que presentan áreas abiertas entre los árboles (tipo parque). Su nombre vulgar está dado porque se lo encuentra durante la noche en las orillas de los caminos rurales y cuando pasa un vehículo se lo puede ver en el haz de luz de los focos cazando insectos, distinguiéndose sus ojos rojos en la noche.

Su vuelo es errático, muy rápido, quebrado y silencioso, su espacio aéreo va del ras del piso al metro y medio de altura aproximadamente, espectro en el que cazan todo tipo de insecto para alimentarse.

En los últimos años la población de las diferentes especies que habitan la provincia han disminuido debido a la utilización de agroquímicos en las áreas rurales para el control de plagas, mayormente insectos y mariposas, que son su alimento.

Anidan en el suelo, construyen un nido simple con ramas debajo de arbustos, ponen dos huevos de color marrón con manchas. Durante el día permanece inmóvil en el suelo o ramas, en posición horizontal, es un ave que se mimetiza con su entorno. Además, cada una de las especies tiene un canto distintivo a través del cual se comunican.

Estos pájaros se caracterizan por tener una cabeza grande, patas, pico y cuello corto, boca ancha y rodeada de vibrisas, sus alas y cola son largas.

Facebook Comments

Te gusta? Compartílo con tus amigos

0