5 experiencias para vivir alguna vez en la vida en Santiago del Estero


4

5 experiencias para vivir alguna vez en la vida en Santiago del Estero

Fotografiar la ciudad capital, relajar en las Termas de Río Hondo, hacer trekking en la Reserva Recreativa Natural Tara Inti y hasta probar vinos entre cielos estrellados; en esta nota, la bucket list necesaria si de conocer Santiago del Estero se trata.

Entonces, ¿qué actividades deberían estar en la lista de experiencias imperdibles?

1. Relajarse en las Termas de Río Hondo

La actividad turística por excelencia y la que le otorgó la fama de destino de relajación. Las Termas de Río Hondo concentran todos los ingredientes necesarios para llegar al resultado perfecto: infraestructura hotelera, servicios recreativos y lo mejor de las prácticas de wellness. La premisa se resume en una ciudad spa preparada para recibir turistas ansiosos por probar sus aguas, dejarse seducir por sus encantos y olvidarse del estrés rutinario.

La urbe con más aguas termales del continente se ganó su lugar en el podio a base de una experiencia completamente gratificante. Está asentada sobre una terma mineralizada de 12 kilómetros a la redonda cuyas aguas son carbo-ionizadas: ayudan a crecer a las células, mejoran la actividad orgánica, alivian reumatismos, problemas respiratorios, eczemas en la piel y mejoran la circulación y la digestión. ¿En qué época del año encuentran las termas su momento de auge? En el invierno argentino. Traje de baño, mente tranquila y un bienestar que se traslada a todo el cuerpo.

Pero no todo es distensión en este imperdible; también hay lugar para los aficionados del automovilismo. Porque a pocos minutos del paraíso termal se instala el Autódromo de Termas de Río Hondo, donde se celebran anualmente competencias nacionales e internacionales de automovilismo, motociclismo y bicicross. Ahí mismo se puede conocer el Museo del Automóvil para un encuentro de primera mano con un auto de Fórmula 1.

 

2. Fotografiar Santiago del Estero, la capital de la provincia

La Madre de las Ciudades pisa fuerte como imperdible santiagueño. Y no es por nada: fue la primera ciudad que se fundó en territorio celeste y blanco y, con semejante título de honor, abundan rincones listos para ser explorados. Las postales se consiguen desde distintos lugares, pero todas garantizan lo mismo: esquinas, peñas, museos, pulmones verdes y pavimento que respiran historia y cultura. O el histórico mercado Armonía donde conviven puestos de materia prima con otros de comida, ofreciendo un paseo muy completo.

Para admirar la ciudad desde las alturas el punto panorámico ideal es el de las Torres Gemelas, consideradas como el edificio más alto de la provincia. Con 24 y 18 pisos respectivamente, logra captar la esencia de la ciudad desde lo más alto. Además, el ingreso a los edificios es a través de un Paseo Cultural que vincula ambas estructuras en un espacio común, convirtiendo al recorrido en un área de exposición de pintura, escultura, tapicería regional y fotografía.

Por otro lado, las características flores de lapacho adornan las principales calles de la ciudad, regalando un escenario teñido de rosas intensos que enmarcan la fotografía a la perfección.

3. Caminata en la Reserva Recreativa Natural Tara Inti

Tara Inti significa “Isla del Sol” en lengua Quichua Aymará; esa carta de presentación alcanza para sembrar la intriga y querer descubrir los tesoros que esconde esta reserva. A 75 kilómetros de la capital provincial se alza un oasis verde de 24 hectáreas repleto de flora y fauna local, con más de 100 especies distintas de aves y 4 miradores para contemplar el espectáculo natural y sellar la experiencia inmersiva.

El circuito está compuesto por 600 metros de pasarelas que trazan el camino perfecto para gastar las zapatillas entre la naturaleza. La consigna es muy sencilla: contemplar el entorno y dejarse llevar por el silencio solo interrumpido por leves sonidos de los animales que habitan la zona. Además, pueden observarse restos paleontológicos de la era cuaternaria, con lo cual el recorrido de trekking también encuentra su costado histórico.

4. Disfrutar de una noche de astroturismo y vino

Sí, leíste bien. Santiago del Estero también reserva un lugar privilegiado para el elixir de uvas insignia del territorio argentino. En Beltrán – departamento de Robles – la provincia muestra una faceta poco conocida pero digna de entrar en el podio de experiencias. Porque cuando el sol se esconde y las estrellas pintan el firmamento oscuro, comienza una nueva aventura que involucra la degustación de vinos locales, clases de meditación guiadas, recetas autóctonas que ponen a prueba al paladar y la posibilidad de ver el cielo estrellado con binoculares y telescopios.

5. Ver un partido de fútbol en el Estadio Único Madre de Ciudades

Capacidad para 29 mil espectadores sentados. Palcos, plateas y cabinas de prensa. Un diseño moderno inspirado en los grandes estadios europeos. Pantallas gigantes y tecnología led que ilumina el césped de uno de los estadios más vanguardistas del país. El Estadio Único Madre de Ciudades se inauguró en marzo del 2021 y se convirtió rápidamente en uno de los grandes imperdibles de Santiago del Estero. Es sede de torneos nacionales e internacionales, por ende la visita es obligatoria si de disfrutar un espectáculo deportivo se trata.

Facebook Comments

Te gusta? Compartílo con tus amigos

4