El té de caña con ruda es una tradición arraigada en Santiago del Estero.


0

El té de ruda es una tradición arraigada en Santiago del Estero, Argentina, que se celebra cada 1 de agosto, una festividad que rinde homenaje a la Madre Tierra y busca su protección y agradecimiento por los dones recibidos. Esta ceremonia ancestral se ha mantenido viva a lo largo de generaciones, reflejando la profunda conexión que los habitantes de la región tienen con la naturaleza y sus tradiciones.

El té de ruda es una parte esencial de las festividades del Día de la Pachamama en Santiago del Estero. La ruda es una planta conocida por sus propiedades medicinales y espiritualidad. Se cree que esta hierba posee poderes protectores y purificadores, y su consumo durante esta fecha especial es considerado un acto de gratitud hacia la Madre Tierra y una forma de alejar las energías negativas.

Este tradicional ritual proviene de los guaraníes, que utilizaban esta planta con fines medicinales, especialmente contra los parásitos, malestares estomacales y la irritación de picaduras de bichos. Sin embargo, aparte de sus innumerables propiedades medicinales, con el paso del tiempo, la ingesta de la caña con ruda se convirtió en una suerte de conjuro contra las malas energías, la envidia ajena y la mala suerte. El proceso de fermentación de esta milenaria bebida debe durar un mes, guardándose en un lugar oscuro y seco.

La preparación del té de ruda es una ceremonia en sí misma. Las familias y comunidades se reúnen para recolectar ruda macho de sus o campos cercanos. Luego, se la lava y se la deja secar al sol para conservar sus propiedades. Una vez seca, se coloca en un recipiente con agua caliente para infusionarla, mientras se rezan oraciones o cánticos tradicionales en honor a la Pachamama.

Los pueblos originarios afirmaban que se producía un sinfín de muertes de hombres, mujeres y niños durante el invierno, las cosechas se arruinaban por las heladas y se convertían en tiempos duros para los pobladores. Los desastres se desataban fundamentalmente en agosto, por lo que los caciques y brujos tomaron la decisión de que se tomara la caña con ruda macho como remedio natural para sus males.

Un conocido refrán reza: “Julio los prepara y agosto se los lleva«, haciendo mención a lo que antiguamente decían los guaraníes, quienes entendían que el mes de agosto era cuando se producía la mayor cantidad de muertes producto del frío. Tres tragos de caña con ruda al empezar el día “espantan todos los males del invierno”, incluidas las enfermedades que suelen aparecer en estas épocas.

El té de ruda se sirve en pequeñas tazas y se comparte entre los miembros de la comunidad. Se cree que al beberlo, se fortalece la protección y el vínculo con la Madre Tierra, así como se alejan las energías negativas que pueden estar presentes. Es una forma de renovar la conexión con la naturaleza y reafirmar la importancia de cuidar y preservar el entorno que nos rodea.

Esta hermosa tradición del té de ruda durante el Día de la Pachamama en Santiago del Estero refleja la riqueza cultural y espiritual de la región. Es un momento especial en el que la comunidad se une para honrar y agradecer a la tierra que les brinda sustento y vida, mientras se transmite de generación en generación el amor y respeto hacia la naturaleza y sus tradiciones más profundas.


Te gusta? Compartílo con tus amigos

0